lunes, 28 de enero de 2013

¡Feliz, feliz aniversario "Pride & Prejudice"!





“Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa”, con estas palabras Jane Austen decidió comenzar una de sus novelas más conocidas; y es, quizás, la frase más recordada por todos cuando hablamos de “Orgullo y Prejuicio”. Esta novela de Jane Austen, cumple hoy, 28 de enero de 2013, doscientos años de haber sido publicada.

Corría el año 1796 y una joven Jane comenzaba a dar vida a los personajes de su novela “Primeras Impresiones”, nombre que recibió inicialmente P&P; la que fue rechazada por un editor en el año 1797. No fue hasta el año 1813, un día 28 de enero que “Pride & Prejudice” se publicó bajo la firma de: "By the author of  “Sense & Sensibility”"; la misma dama que dos años antes, en 1811, la había entregado firmando simplemente como "A lady".

Las obras de, Jane Austen, son reconocidas por su marcada ironía para tratar temas tan importantes por aquella época, como lo eran: el matrimonio; la diferencia de clases; el honor familiar; el rol de la mujer; además, presentan un marcado detalle de las personalidades humanas.

La mejor manera que encontré de celebrar este día es presentándoles un resumen, basado en mi percepción de "Orgullo y Prejucio" total y absolutamente parcial, como les comenté que es con respecto a las obras de Jane Austen, en alguna otra entrada.

Pride & Prejudice

"Con la llegada de un nuevo arrendatario a Netherfield Park, una de las mejores propiedades de Hertfordshire, la ciudad de Meryton y sus alrededores se ve revolucionada. En Longbourn, propiedad de la familia Bennet, este hecho no pasa desapercibido. Mrs. Bennet no está dispuesta a dejarlo pasar; con cinco hijas en edad para casarse y la sombra de la ruina familiar si el padre muere antes que alguna de ellas consiga un buen partido, Mrs. Bennet centra todo interés en el recién llegado.

Mr. Bingley, un joven apuesto y agradable, se gana la simpatía de todos con quienes trata durante un baile realizado en el pueblo; además, llega acompañado de sus dos hermanas, su cuñado y un amigo. Éste último, Mr. Fitzwilliam Darcy, en un principio admirado por su distinción y su renta de diez mil libras al año, es catalogado como una persona orgullosa y desagradable tras mostrar su insatisfacción por quienes le rodean.

Luego que miss Jane Bennet, cae enferma durante una visita a Netherfield; por cierto, cabe mencionar que por obra y gracia de su madre, su hermana, Elizabeth, llega a cuidar de ella; allí debe soportar la compañía del arrogante hombre que la despreció como pareja en el baile (Mr. Darcy), las provocaciones y burlas de las hermanas de Mr. Bingley, y por último la vergüenza de ver el a su madre y hermanas comportarse inapropiadamente frente a quienes las consideraban inferiores. La notable afinidad que se produce entre miss Bennet y Mr. Bingley, atrae todas las miradas de quienes les rodean; las especulaciones de una posible unión entre ellos, centra todo el entusiasmo y las esperanzas de Mrs. Bennet en tal acontecimiento, que no deja de alardear frente a todos sus conocidos, en un baile ofrecido por los habitantes de Netherfield, la nueva futura posición de su hija mayor, Jane; mientras que en los más allegados al caballero enciende la alerta por una unión desigual.

Convencido por su amigo, Mr. Darcy, que Jane es indiferente y no corresponde a sus sentimientos, Mr. Bingley, luego de un viaje de negocios, se queda en Londres custodiado por su hermana, Caroline Bingley. El fingido afecto y cercanía de Caroline hacia Jane queda en evidencia una vez que, miss Bennet, decide, invitada por sus tíos, visitarla en Londres; la distancia en el trato rompe todas las ilusiones de la dulce y confiada Jane, que siempre encuentra una explicación para el actuar de todos. Elizabeth, muy por el contrario cree tener cierta habilidad para reconocer defectos y virtudes en las personas; su instinto la lleva a ver con reprobación el actuar de Mr. Darcy, durante su estadía en Hertfordshire; ve confirmadas todas sus sospechas cuando se une al regimiento, apostado en Meryton, Mr. Wickham, un joven que conoce a Mr. Darcy desde la infancia y, que se dedica a revelar la verdadera esencia del caballero, en un principio de manera confidencial a Elizabeth, pero una vez que Darcy abandona el condado, lo comparte con quien demuestra interés en el asunto.

La antipatía de Elizabeth por Darcy crece cuando se encuentran en Rosings Park, propiedad de Lady Catherine de Bourgh, tía de Mr. Darcy y benefactora de Mr. Collins, al conocer los detalles de la partida de Mr. Bingley. Un primo de Darcy, el coronel Fitzwilliam, le entrega la información pensando que con ello ayudaría a mejorar la opinión de Elizabeth acerca de su primo.

Mr. Darcy, que casi desde el principio se siente atraído por Elizabeth, lucha por contener sus sentimientos al considerar que la familia Bennet y sus relaciones están muy por debajo de las suyas, le propone matrimonio. La declaración que toma por sorpresa a Elizabeth no le impide rechazarlo y expresa todo su desagrado hacia él; alude su intervención en la separación de Bingley y su hermana, además, de su proceder para con Wickham y evidente desprecio hacia quienes considera inferiores.

En un posterior encuentro, en Derbyshire, Elizabeth y Darcy, tienen la oportunidad de volver a tratarse. Elizabeth, para ese entonces, ya ha cambiado, en parte, la opinión que tenía con respecto a Mr. Darcy, conoce a su hermana y tiene oportunidad de ver a Darcy desenvolverse de manera mucho más cordial; incluso con sus tíos, los Gardiner. Pero su encuentro y trato se ve interrumpido por la desgracia que se cierne sobre la familia Bennet. Lydia, la hermana menor Elizabeth, se escapa con George Wickham sin que nadie, hasta ese entonces, conozca su paradero. El regreso de Elizabeth a Longbourn, no solo está marcado por la preocupación por su hermana, la duda sobre qué pueda pensar Darcy de ella, su familia y su reciente desgracia; el darse cuenta que sí podría amar a Darcy cuando toda esperanza está perdida, la llena de angustia.

Al pasar algunos días, Lydia, regresa casada. Elizabeth, se entera por la indiscreción de su hermana menor de la participación de Darcy en la boda; más tarde conoce todos los detalles de la influencia que Darcy tuvo en la unión.

Pasado tan desagradable suceso, Mr. Bingley, vuelve a Netherfield Park acompañado de su amigo. Charles Bingley y Jane Bennet, se comprometen una vez que Darcy cumple con informar a su amigo la penosa participación que tuvo junto a Caroline Bingley, para separarlo de miss Bennet. Mr. Darcy, abandona Hertfordshire, pero más tarde regresa con la esperanza que le ha dado una reciente y desagradable visita realizada por su tía, Lady Catherine de Bourgh, a Elizabeth. Aprovechando que debían acompañar a pasear con los novios, Elizabeth y Darcy, mantienen una conversación reveladora para el futuro de ambos".


Quienes aprecian ésta novela, y el trabajo de su autora, vienen trabajando desde hace tiempo para conmemorar tan importante acontecimiento. Y como “Pride & Prejudice”, me cautivó desde la primera vez que tuve oportunidad de leerla, se ha convertido en mi novela favorita; para festejar junto a ustedes he preparado algunas secciones especiales que deseo realizar durante el año, espero contar con su compañía.

Para que leamos juntas: Sección dedicada a leer y comentar “Orgullo y Prejuicio”, los capítulos aparecerán en el blog los días miércoles y domingos.

Hablemos de…: Espacio dedicado al análisis de “Orgullo y Prejuicio”; así como: sus personajes, algunas de las secuelas que ha generado la novela con el paso de los años, las adaptaciones e influencia que ha tenido en el cine y la televisión, y por supuesto algunas curiosidades que vayan apareciendo.

De vez en cuando al soñar: Presentación de fanfiction escritos a partir de: la novela, escenas de la película, miniserie, etc.; también se aceptan sugerencias y colaboraciones.

A esos tres puntos se redujo una larga lista de actividades. Además, quiero informarles que a mediados de febrero habrá un concurso en el que sortearé un sombrero inspirado en el período de regencia.

Como ven, al parecer, este será un año con mucho movimiento, por lo menos a lo que respecta a la vida de esta dama austeniana; si ustedes han pensado en realizar algo especial con motivo de la novela, aquí encontrarán a una dama dispuesta a colaborar en todo lo que haga falta. No duden en escribirme.

¡Ah!, olvidaba preguntarles si ¿les gustó la cabecera para el blog?, esta vez logré hacerla por mi cuenta, para ser la primera no está nada mal o ¿sí?

8 comentarios:

Aglaia Callia dijo...

Qué entrada más bonita, me ha gustado recordar estos hechos,los más resaltantes, qué ganas de tomar mi copia de O&P y leer, una vez más ;)

Qué linda te ha quedado la cabecera, y contrasta muy bien con el fondo de la página, se ve preciosa.

Besos.

Carmen dijo...

Jane Austen forever!! Muy bonita la cabecera y muy bonito homenaje.
Besos,

Raquel Campos dijo...

Muy bonitas palabras, me ha encantado recordar esos preciosos y emotivos momentos!!!!
UN beso!!!!

Luciana dijo...

Es una novela sencillamente genial, tiene algo que no cualquiera logra, que es superar el paso del tiempo.
Han pasado 200 años y siguen apareciendo nuevas generaciones que se enamoran de la historia y, en especial, de Mr Darcy.
Amo este libro y sus personajes! Y me encantan sus adaptaciones, los fics bien escritos, y todo lo que haya sobre Orgullo y Prejuicio.
Muy linda cabecera!
Besos

Jennieh dijo...

Querida Aglaia:

Sin duda muchos volveremos a leer O&P, siempre es un placer leeer a Jane Austen.

Gracias por tu opinión es valiosa para mi.

Un beso.

Jennieh dijo...

Querida Carmen:

Me alegra que te guatara y como dice ¡Jane Austen forever!

Un beso.

Jennieh dijo...

Querida Raquel:

Que alegría que la entrada te haya echo recordar.

Un beso.

Jennieh dijo...

Querida Luciana:

O&P sin duda posee ese encanto. ¿Qué diría Jane de todas las alegrías que nos ha dado su novela? Espero no cometer un sacrilegio al publicar algunos de los fics que escrito.

Un beso.