domingo, 16 de diciembre de 2012

Reto Jane Austen: "Mansfield Park"





Fanny Price, tenía solo diez años cuando llegó a vivir junto a sus parientes ricos a Mansfield Park. La familia Bertram recibe la constante influencia de otra de las hermanas Ward, la actual Mrs. Norris, quien con sus consejos hizo posible el traslado de Fanny para alivianar la carga de la hermana rebelde, Frances.

En Mansfield, Fanny, recibe educación y una cierta comodidad sin nunca olvidar  su verdadera posición en la familia, solo las atenciones y constante preocupación de Edmund, por su bienestar, le ayudan a llevar de buena manera el abandono del que fue víctima. La vida en Mansfield transcurre en relativa calma hasta la aparición de los hermanos Crawford, Mary y Henry, cuya presencia dará un giro a la vida de todos sus habitantes.

La libertad que se vive en Mansfield, durante el tiempo que Sir Thomas se encuentra arreglando sus negocios en las Antillas, permite que varios de los integrantes de la familia olviden su posición, en lo que se refiere a su comportamiento.  Henry Crawford, deslumbra por igual a las hermanas Bertram, María y Julia. La primera ya comprometida con Mr. Rushworth, deja volar su imaginación y se permite un flirteo con el caballero; dispuesta, incluso, a terminar su compromiso. Más tarde ve frustradas sus esperanzas al percibir el poco interés que Henry siente al respecto.

Tras la partida de María y Julia producto del casamiento de la mayor de las hermanas, Fanny, se convierte en el centro de atención. Mary Crawford, la busca como amiga y Henry desea hacerla despertar, pero él se vuelve víctima de sus propias intenciones; llega a ver a Fanny como a alguien especial y cree amarla, por lo que tras conseguir que su tío, un almirante de marina, posicione a William, el hermano mayor de Fanny, como teniente le pide matrimonio. Fanny, considera absurda la situación y cree que es un intento más de mr. Crawford por satisfacer su vanidad por lo que le rechaza.

La insistente negativa de Fanny ante la proposición de mr. Crawford la hace merecedora de una especie de castigo por parte de su tío, quien desea hacerle ver la buena fortuna con que cuenta al ser merecedora de las atenciones de un hombre como Henry Crawford, y es enviada con sus padres en Portsmouth.

De regreso en casa de sus padres Fanny se siente como una extraña, una intrusa en la vida de unas personas que parecían haber olvidado su existencia por años. Allí no encuentra paz y, a su creciente preocupación por el inminente compromiso entre Mary Crawford y Edmund, por quien desde  hace mucho siente un cariño diferente al que corresponde a una prima, se suma la visita del caballero por cuya insistencia fue confinada a una triste realidad, la de su verdadera familia. Pero una inesperada noticia sobre la nueva señora Rushworth, María, y Henry Crawford, lleva a una serie de hechos donde los algunos sentimientos y juicios quedan al descubierto; abriendo paso a la verdad a los ojos de unos, y la consecuente felicidad que puede llevar para algunos la desilusión de otros.

Ahora daré en parte mi opinión sobre esta obra de Austen, si bien es cierto que no es una de las más populares, luego de haberla enumerado como una de las últimas que leería de la autora, producto de referencias que había recibido con respecto a ella. Confieso que en cuando comencé me dejé llevar por ellos y la encontré un poco aburrida, pero a medida que fui dándole la oportunidad reconocí en ella varias cosas que me gustan de Jane Austen a la hora de escribir.

Fanny, me resultó al final una heroína querida, a pesar de su timidez y rectitud, que confieso en ciertos momentos llegaba a resultar algo desesperante. Pero creo que es esa misma rectitud la que la identifica y logra posicionarla como un signo de comportamiento importante en la novela.
Pienso, a mi humilde entender, que para muchos Mansfield Park se transforma en una obra ajena al estilo que Jane Austen nos tenía acostumbrados; es como si su sátira desapareciera de pronto, aunque de igual manera se encuentra presente en sus personajes que extrapolan su manera de actuar; mientras unos son todo corrección otros no se preocupan por mostrar, ya sea, en sus comentarios o en su actuar, el decoro que cabe esperar en ellos.   

Como no deseo darles a conocer el final de esta novela, les dejo con el siguiente pasaje que puede a ayudarles a develarlo.  

“A propósito me abstengo de citar fechas en esta ocasión, dejando a cada cual en libertad de fijarlas a su gusto, convencida de que la cura de pasiones irremediables y la transferencia de insustituibles amores tienen que variar mucho, en cuanto a tiempo, según las personas. Unicamente ruego que todo el mundo crea que exactamente en el momento en que fue muy natural que así ocurriera, y no una semana antes, Edmund dejó de pensar en Mary y se sintió tan impaciente por casarse con Fanny como la propia Fanny pudiera desear”.

Si a alguno de ustedes le falta leer Mansfield Park, le aconsejo que forme su propio juicio con respecto a la obra; porque déjenme decirle que para nada, al momento de leer a Jane Austen, me he convertido en una lectora imparcial.      

13 comentarios:

Aglaia Callia dijo...

Hola, qué maravillosa reseña. Esta obra no es precisamente mi favorita de Jane, aunque me gusta mucho. Le tengo un cariño muy grande a Fanny.

Un aporte precioso para cerrar las festividades por el nacimiento de Jane, ella estaría muy orgullosa.

Besos.

Fernando García-Pañeda dijo...

Excelente, Jennieh.
"Mansfield Park" es también una de mis favoritas de Austen, junto con "Persuasión".
Me resulta curioso, aunque tiene su explicación, que la mayor parte de las lectoras (o lectores) de esta novela califiquen a Fanny de sosa, timorata, sumisa o pasiva, declarándola como la heroína menos atractiva del mundo Austen. Sin embargo, no sólo se trata de una calificación sin fundamento ético, dada la irreprochable conducta y sensible espíritu de Fanny, sino que tampoco es cierta esa actitud que se le achaca.
Yo incluso la he calificado algunas veces como "rebelde"; su rebeldía lo es contra las lamentables conductas de casi todos quienes le rodean, oponiendo a ello su bondad y lealtad, e incluso se rebela contra las decisiones que afectan a su propia persona y sus sentimientos. ¿Cuántas personas se hubieran doblegado ante la insistencia y persuasión a que se le somete para su boda con Crawford? Rebeldía que incluso le supone ser expulsada de Mansfield.
En fin, dejemos la imparcialidad a otros comentaristas... ;D
Un saludo.

Raquel Campos dijo...

Una preciosa reseña!!!!Esta no la he leído y el crimen es que lo tengo por casa,a pesar de todo lo que se dice de ella, me llama mucho la atención y creo que intentaré leerla cuanto antes para como tu dices crearme mi propio juicio sobre ella.
Un beso enorme!!!

Carmen dijo...

Has hecho una estupenda reseña y estoy de acuerdo contigo en que le falta algo de chispa al la protagonista. Quizá sea ésta la novela más moralista de todas...
Por cierto, por participar en el Club Jane Austen puedes participar en el sorteo de un ejemplar de El castillo de Lesley de esta misma autora publicada por Editorial Funambulista. Solo tienes que decirme que sí quieres, sin más, sin requisitos. Tienes de plazo hasta mañana a las 16 horas para confirmarme tu participación.
Besines,

Luciana dijo...

Para hacer enojar un rato a Fernando, sencillamente no puedo con Fanny y Edmumd! Lejos, son los personajes principales de Jane más sosos, timoratos y aburridos!
Y tiene un final de lo más apresurado!
De todas las novelas, es la que menos me ha gustado.
Besos.

Madame Mer dijo...

Dulce Jennieh!! He vuelto! jajajaja tenía mucho tiempo de no pasar por aquí :)
Bueno, he prometido leer esta novela antes que acabe el año, no sé si será posible, pero veremos. Tu entrada ha sido maravillosa y me ha inspirado a terminar el libro :)
He oído muchos comentarios desfavorables sobre Mansfield Park, pero creo que todo queda a decisión de quien la lee. Espero entrar en esta novela con una total imparcialidad y ver que pasa :)

Besitos Jennieh!

Jennieh dijo...

Querida Aglaia:

Fanny, tiene un encanto que nos hace cogerle cariño. Por lo podemos apreciar la convocatoria de Carmen, para festejar la fecha, tuvo mucho éxito, creo que se hizo un gran trabajo.

Un beso.

Jennieh dijo...

Querido Fernando:

Pienso que esas características positivas que nombras de Fanny son las que finalmente me hicieron comprender y querer la obra de Austen. Su firmeza de carácter y esa capacidad de seguir lo que consideraba prudente me llevaron a verla como a una verdadera heroína.

Saludos.

Jennieh dijo...

Querida Raquel:

Me alegra que te haya gustado la reseña. Espero puedas leer pronto “Mansfield Park” y ver si te gusta.

Un beso.

Jennieh dijo...

Querida Carmen:

A pesar de la falta de chispa, tan característica en todas las protagonistas de Jane Austen, le tengo cariño a Fanny y creo que es precisamente por el hecho de hacer lo correcto, aunque a veces resulte poco atractivo.

Con respecto a lo del concurso, claro que me interesa y antes de publicar este comentario, que por cierto saldrá muy tarde, ya lo dejé de manifiesto en tu blog, estoy cruzando los dedos.

Un beso.

Jennieh dijo...

Querida Luciana:

Como en gustos no hay nada escrito, valoro tu opinión, que al comenzar mi lectura del libro la compartí, sin embargo, a medida que avancé en ella cambio considerablemente.

Y bueno…que puedo decir con respecto a lo de hacer enojar a Fernando, creo que en peleas ajenas es mejor no inmiscuirse jajajaja.

Un beso.

Jennieh dijo...

Querida Madame:

Me alegra que estés de regreso y también que te haya entusiasmado la reseña, espero que le encuentres cierto gustillo a esta novela de Austen.

Un beso.

Andie Earnshaw dijo...

He escuchado tantos comentarios sobre ella que estoy predispuesta a encontrar el libro aburrido.
Tu reseña sin embargo me ha dado alas para crear mi propio juicio sobre ésta y así disfrutar la lectura.
Tenga tantas ganas de leerla que no sé cuándo podré hacerlo.
Te mando un gran abrazo.